Cambios de bañeras a duchas las palmas

Una de las reformas más solicitadas en cuanto al baño es cambiar las bañeras tradicionales por prácticas y cómodas duchas. Con este tipo de renovaciones podemos ver como nuestros baños y comodidad para un baño relajante y largo se ve afectada positivamente. Este es un cambio que se hace motivado por la comodidad, espacio, costumbres y la accesibilidad esto debido a que la bañera con el paso del tiempo se ha quedado en desuso.

 

¿En qué consiste el proceso?

Este es un proceso con cierta complejidad ya que el baño es una zona que no sólo debe verse bien estéticamente, sino que debe mantenerse totalmente limpia y al mismo tiempo resistente a la humedad, así como a los productos de limpieza.

Nuestro equipo se preocupa por ofrecer el mejor servicio al cambiar una bañera por la ducha, para esto se sustituyen ciertos elementos, estos son la mampara (si se tiene), la bañera, los revestimientos que rodean la bañera y el grifo de la bañera.

En lugar de los elementos mencionados se coloca el conexionado al bajante nuevo, el grifo o columna de ducha, un plato de ducha que lleve una válvula con sifón, una mampara y nuevos revestimientos que cubran el espacio ocupado anteriormente por la bañera, lograremos que el baño se adapte perfectamente a su renovación.

Los demás elementos del baño no necesariamente deben modificarse, así se logra conservar gran parte de la estética y el carácter de los elementos que ya se encuentran allí. Esto se debe tomar en cuenta al momento de integrar los nuevos elementos, de manera que no se cambia la estética del baño.

 

¿Qué debes tomar en cuenta en el cambio de bañera a ducha?

 

Precauciones a tomar

Es necesario que te asegures de proteger todos los elementos que no vayan a retirarse como los marcos de las puertas y ventanas, sanitarios busca que estos no sufran ningún daño y evita un gasto mayor. Es esencial que se corte la electricidad, así como el agua en la vivienda para que no sucedan descargas o posibles escapes.

 

Plato de ducha

Asegúrate de que se acople a las dimensiones del baño y a tus necesidades. Existe una amplia variedad de modelos disponibles en el mercado para un plato de ducha, éste puede ser de obra, sintético, de piedra natural, acrílico, de poliuretano, de acero o de porcelana.

La elección de uno u otro modelo dependerá principalmente de la geometría los formatos se fabrican en todas las medidas y alturas desde el desagüe hasta el forjado de hormigón. El plato de ducha es literalmente la base de esta renovación, ofrecerá limpieza al baño, funcionalidad y seguridad. Existen diferentes modelos de alta calidad, sin embargo, es muy recomendable el sistema de plato de ducha elaborado con poliuretano.

 

Revestimientos

Puedes revestir con cuarzo o placas sintéticas, también puedes escoger cambiar totalmente el revestimiento en el área de la bañera para enmarcar con un material nuevo todas las paredes de la ducha, el cual podría ser cuarzo, cerámico, microcemento o sintético.

En caso de que no tengas revestimientos cerámicos podrías plantearte un revestimiento hidrófugo, este es ideal para evitar moho y filtraciones en las paredes, por esto son recomendables los revestimientos de cuarzo o sintéticos, productos nanotecnológicos, pinturas hidrófugas y revestimiento de microcemento.

 

Las mamparas

La mampara es esencial para evitar que se salpique el agua fuera del área de la ducha, existen soluciones hechas a medida con un excelente precio en función de los materiales y las dimensiones disponibles.

Puedes escoger una mampara acordeón, corredera o practicable, las correderas son las más comunes y las más económicas. Se puede realizar en aluminio o de acero inoxidable y los perfiles utilizan un material entre vidrio para los cerramientos y el metacrilato.

 

Consejos antes de hacer la reforma

 

Retirar viejos azulejos

Para no cambiar todo el alicatado del baño si no es lo que quieres puedes simplemente quitar los azulejos que están en la zona de las paredes donde se encontraba la bañera. También deberás retirar una o dos líneas de azulejos que se encuentran por encima de la bañera.

Realiza el mismo proceso con los laterales con cuidado de no dañar a los demás, todo este proceso se debe hacer previamente al cambio de bañera a ducha ya que si se quita la bañera sin sacar los azulejos colindantes se pueden dañar las piezas.

 

En lugar de sustituir los azulejos escoge un revestimiento

Es muy complicado conseguir los mismos azulejos que se quitaron por lo que se recomienda un revestimiento distinto que combine con el que ya existe o que genere un buen contraste sin perder el estilo del baño.

 

Ajustar las nuevas dimensiones

Es necesario recalcar que la altura del grifo de una bañera no tiene la misma distancia que la de un plato de ducha, los grifos para las duchas deben tener una altura entre los 120 y 110 cm del suelo, por tanto, las tuberías existentes se deben empalmar hasta una nueva posición.

En caso de que la tubería general no se encuentra situada lo suficientemente profunda en el suelo nuestro equipo recomienda elevar el plato unos centímetros ya que el desagüe del plato no tendrá caída suficiente para desaguar normalmente.

 

7 razones para cambiar la bañera por una ducha

Página web realizada por Diseñador Web Freelance